Último Reportaje

Los anfibios están sometidos desde hace unos años al imparable avance de un hongo que les causa una enfermedad mortal en la piel, la quitridiomicosis. El patógeno se ha extendido ya por los cinco continentes. Es muy infeccioso y capaz de llevar a una especie a la extinción. En Andalucía lo saben, y desde hace varios años aplican sistemáticamente un protocolo de detección precoz para evitar la catástrofe. Además de los técnicos y los agentes ambientales, que los visitantes de los espacios protegidos conozcan y apliquen el protocolo, que incluye hasta la limpieza de botas, puede ser vital para estas especies tan significativas.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.