Último Reportaje

El rastreo, una disciplina en auge en España, es capaz de aportar una valiosísima información sobre la fauna que puebla nuestros ecosistemas y permite como ninguna otra, silenciosa y respetuosamente, adentrarse en el diario secreto de la vida silvestre. Sus seguidores, que crecen día a día, se están congregando alrededor de la nueva Sociedad Ibérica de Rastreo (SIRA), que a falta de formalizar los últimos trámites para su establecimiento legal cuenta ya con cien adeptos. Esperan dar un respaldo a esta profesión y que un día, en algún espacio natural o empresa, se establezca la necesidad de tener un rastreador profesional a tiempo completo. Hablamos con dos de sus socios fundadores, Luisa Abenza y Javier Vázquez.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.