Último Reportaje

equinac_cria_delfin_toquiteando.jpg

Los animales que recalan en la orilla están en mal estado y muy asustados. Y este año, además, muy desnutridos. No hay que devolverlos al mar y lo que menos necesitan es el estrés del manoseo. Cogerlos para hacerse un selfie puede ser el último acto que resistan antes de darse por vencidos y morir. La última foto puede ser, para ellos, mortal.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.