Último Reportaje

arbolado_seco_primer_plano_firm_peq.jpg

En algunos de los pinares de la Región se aprecian estos días unos rodales marchitos muy patentes en medio de la masa verde. La causa está en un par de especies de escarabajos, los perforadores o barrenillos del pino. Su presencia, sin embargo, en lugar de causar la alarma podría servir de indicador para retomar la gestión de los montes e impulsar la presencia del matorral mediterráneo en detrimento de las grandes densidades de pino procedentes de antiguas repoblaciones.

Mónica Rubio. Periodista y Bióloga.